Tú no me quieres
No me quisiste
No me querrás

Siento como el frío
Dibuja tu falta
Enfriando mi corazón ardiente
Trayendo alivio y sepulcro

¿Cómo dejar de pensarte?

Todos los días
Todas las noches
Como una tonta
Te pienso

Te busco en la mirada del otro
En los besos del otro
En el verso ajeno

Pero tú no estás
Y no estarás
Por ninguna parte

Me olvidaste
Porque nunca me quisiste
Nada más me deseaste
Lo que parecía suficiente
Pero resulta no serlo

Mi corazón
Como ardilla en la nieve
Buscando nueces

Me dijiste que seguías soltero
Pero para mí como si estuvieses casado

No me dijiste mucho
Pero cada palabra tuya dejó huella en el alma

Me enamoré sin remedio
Arriesgándolo todo

Perdí.

Han pasado 10 meses
Tus palabras pesan igual

Tiemblo
Al ver de ti cualquier señal
De vida
Y de esperanza

La esperanza que es en vano
Pero no muere
Esperando un milagro
Que no llegará

Mi corazón
Solitario como una rima abandonada
En un borrador de la poeta mediocre
Que mide su alma con versos
Y su corazón con heridas

La historia del amor
Que causó un par de versos
Un abismo en el alma
Una caída en el corazón
Inmoral

Tú no sabes
El desorden que causas
Sabes el sabor de mis besos
Pero no él de mis versos